Seguridad en Internet

Posts Tagged ‘email

Captura de uno de los emails infecciosos que se aprovecha del temor a ser etiquetados

Es normal que los usuarios de Facebook prestemos suma atención a los avisos que nos llegan de esta red social diciéndonos que nos han etiquetado, sobre todo porque al no requerir permiso previo, se convierte en necesario y urgente revisar todas y cada una de las etiquetas que nos han puesto en fotos ajenas por si es necesario borrarlas.

De ello se aprovechan también los creadores de malware, como demuestra un nuevo tipo de envío de emails que suplantan a los avisos de Facebook avisando de que alguien desconocido nos ha etiquetado en una fotografía. Esta campaña tiene como objetivo infectar los ordenadores de los usuarios desprevenidos que, sin darse cuenta de que la dirección de procedencia viene de Faceboook (con 3 ‘o’) y no de la auténtica red social, hacen click en el enlace incluido en el mensaje, y se carga en su navegador un script malicioso (de tipo caballo de Troya) que pone su ordenador en peligro de una infección mediante un Blackhole exploit kit. Segundos después el navegador salta a una página de un usuario cualquiera de Facebook, para disimular.

Si las empresas que gestionan las redes sociales cambiasen su política como demandamos en la campaña #ETIQUETASsinpermisoNO, se minimizaría el poder de estas tácticas de ingeniería social que utilizan los creadores de software malicioso, pues desaparecería el temor a ser etiquetados, ya que ninguna persona podría ponernos una etiqueta en una foto hasta que nosotros lo hubiésemos aprobado. ¿Te unes a la campaña para que entre todos lo consigamos?

Fuente: Naked Security y PantallasAmigas.

La evolución de Internet, con nuevas aplicaciones y servicios y un ancho de banda adecuado para los contenidos audiovisuales, ha cambiado el papel de los “navegantes”. Ahora somos protagonistas activos y, como tales, responsables de nuestras acciones y ediciones. Artículo de Jorge Flores, coordinador del proyecto PantallasAmigas.

Los ciberdelitos: una nueva realidad

La actualidad cotidiana nos trae sucesos ilícitos que relacionan adolescentes y su actividad online. En muchos casos tienen que ver con el ciberbullying o ciberacoso (amenazas, injurias…) pero hay una abundante y variada casuística: delitos contra la intimidad, estafas, daños por intrusión en sistemas ajenos, distribución de pornografía infantil. Y si es bien cierto que siempre han podido darse conductas ilícitas entre los adolescentes, la forma, disponibilidad, variedad y alcance de las que ahora estamos presenciando poco o nada tienen que ver con realidades anteriores.

Desde su propia habitación pueden cometer un delito grave, incluso sin pretenderlo o sin ser conscientes de ello, en apenas 20 segundos. Por ejemplo, las amenazas que se vertieron en el fotolog del menor supuestamente implicado en el asesinato de la adolescente de Ripollet. Tuve ocasión de acceder a él horas antes de su clausura, como hicieron miles de adolescentes que, soliviantados, cometieron el delito de amenazar, de muerte en muchos casos. Al delito de amenaza le acompañan en este caso dos agravantes: hacerlo por escrito y por un medio que dificulta su identificación. Sacando este mismo comentario en una clase de cuarto de secundaria, pude observar dos cosas:

No les es fácil asimilar que la Ley se aplica en todo lugar y caso, también a los menores, también en la Red. Les cuesta asimilar que las leyes son iguales para los menores y para los mayores (aunque las sanciones se apliquen de diferente manera) y que en Internet (digamos la “vida real virtual”) opera de la misma manera que en la calle (llamemosle “vida real física”).

(…) conciben que el supuesto culpable podía ser objeto de todo tipo de linchamiento, aún sin estar probada su autoría. No se trata ya de una condena paralela, sino que le despojaron, al menos en su espíritu, de todos los derechos como ser humano.

Ignorantes de la Ley… y adolescentes

Muchos adolescentes no saben que chantajear por email, leer sin permiso los mensajes ajenos, ridiculizar con mentiras a través de una página web, usar la identidad de otra persona en el messenger… se corresponden en lo legal, mejor dicho, en lo ilegal, con nombres de delitos como amenaza con condición, interceptación de comunicaciones, difamación y usurpación de estado civil. Que de los delitos cometidos se deriva una responsabilidad penal (en función de tramos de edad) y una responsabilidad civil en forma, por lo general, de sanción económica por los daños y perjuicios ocasionados.

Adultos con limitaciones importantes

Desconocemos respecto a los adolescentes y sus implicaciones legales en Internet, dos realidades importantes:

* La gran diversidad de delitos que en Internet se pueden llegar a cometer de la manera más simple y su gravedad. Otro ejemplo: robo la contraseña de Messenger de alguien, me hago pasar por él, me entero de cosas privadas y las hago públicas. Tres en uno: interceptación de comunicaciones, usurpación de estado civil y revelación de secretos.
* Las muy diferentes formas en que la misma acción ilegal puede cobrar forma. Tanto es así que, incluso en el improbable caso de conocer las palabras y términos implicados, nos resultaría difícil visualizarlo y mucho más verbalizarlo. Si a esto le unimos el complejo “mundo legal” (ruego en este punto se me disculpen las incorrecciones al respecto, prueba evidente del encabezamiento del párrafo)… ¿estamos preparados para orientar a los menores en esta faceta de su “vida real virtual”?.

Contexto susceptible a los conflictos

Por si fuera poco, esta situación, además, tiende a agravarse por cuanto la Red sigue proporcionando un sustrato adecuado para quienes, de forma consciente o no, realizan conductas impropias:

* sensación de anonimato (“no pueden saber que soy yo”).
* sensación de impunidad (“mucha otra gente lo hace y no parece que les ocurra nada”).
* contenidos de carácter audiovisual cada vez más fáciles y cómodos de crear, transmitir y publicar (ya se pueden subir desde el móvil sin pasar siquiera por el ordenador).
* redes sociales crecientes en número, variedad y adeptos, con abundancia de datos y material gráfico, inviables para cualquier intento de supervisión estricta de las actividades de sus usuarios online.
* herramientas o utilidades de “hacking” cada vez más sofisticadas y al alcance de un mayor número de internautas.
* nuevas formas de delito que se expanden con suma celeridad y mutan incluso antes de que se hayan podido tomar medidas contra las mismas.
* renovadas posibilidades de la Web 2.0, que hacen del internauta un protagonista cada vez más activo e influyente en la creación de contenidos de todo tipo.

La información como necesidad imperiosa

¿Qué se puede hacer? Sí, lo de siempre, educar… empezando en casa con “lo de los límites” y todo eso. Promover valores… bien también… ¿y si empezamos por algo de verdad mucho más sencillo? ¿Por qué no aprendemos los adultos un poquito de eso que les y nos afecta y, de paso, se lo contamos a ellos?.

Concluyo con dos cuestiones:

* Me consta que los adolescentes no saben “de estas cosas”, porque entre otras razones nadie les ha enseñado ni les ha facilitado su acercamiento al asunto, arduo de por sí.
* Creo que si supieran qué es ilegal y qué consecuencias tiene, muchos dejarían de hacer cosas que están haciendo ahora siendo o no conscientes de su ilegalidad.

La apuesta es clara. Aunque a todos nos gustaría una ciudad con los coches bien aparcados por aquello del respeto a los demás (la “ética y la cívica”, que fue una asignatura de algunos en el cole en una determinada época) quizás tengamos que optar de momento por una ciudad con los coches mejor aparcados por unos conductores temerosos de las multas y las sanciones, e informados en consecuencia de en qué lugares está permitido aparcar. No podemos quejarnos de los vehículos mal estacionados si no colocamos de manera visible las señales y damos a conocer las consecuencias de su incumplimiento, esto es, si no facilitamos a los conductores la información que van a tomar en cuenta a la hora de decidir cómo aparcar: dónde se puede y qué pasa si no se hace bien.

Fuente: inteco.es

El mayor peligro en Internet es la ciberdelicuencia, según un estudio realizado por Trend Micro, una de las principales empresas de seguridad de contenidos en Internet y a la ONG Common Sense Media. Y es necesario protegerse adecuadamente ante este peligro.

Gabriel Agatiello, ingeniero y experto en seguridad de tecnologías de la información advierte que “aunque los padres no sean usuarios de las redes sociales (MySpace, Messenger, Facebook) y deben saber cómo funcionan y cuáles son sus riesgos para saber cómo reaccionar y qué decisiones tomar ante los usos que sus hijos hagan de las mismas”,

En su opinión, una gran mayoría de padres no controlan a sus hijos cuando acceden a contenidos online porque no saben cómo hacerlo, ya que tienen menos dominio o conocimientos que sus niños sobre la navegación por Internet.

Agatiello considera esta situación “muy preocupante” porque cada vez son más las páginas de confianza (como las citadas redes sociales, portales gubernamentales o web educativas) que pueden tener un código malicioso oculto -instalado por un tercero o ‘hackers’- para infiltrarse en los equipos de los usuarios y robar información confidencial como números bancarios o datos de la seguridad social.

Panda Security (compañía multinacional de seguridad informática), correspondiente al tercer trimestre de este año, sitúa a España junto con EEUU como los países del mundo con un porcentaje más alto de malware activo (códigos informáticos maliciosos).

Gatiello asegura que “un antivirus es indispensable”, pero también hay que tomar otras medidas como filtros para evitar el acceso a determinadas páginas, herramientas para evitar spam (correos basura) o phishing (e-mails aparentando provenir de fuentes fiables para obtener datos confidenciales del usuario) y, sobre todo, “educación y sentido común”.

El estudio de Trend Micro alerta de que la media diaria de spam va a oscilar entre los 30.000 y los 50.000 durante el segundo semestre de 2008, una cifra que aumentará aún más en la temporada navideña con 180.000 millones de mensajes al día.

El experto explica que los ‘hackers’ aprovechan en Navidad, cuando hay eventos deportivos importantes o elecciones para intensificar su actividad, ya que “los internautas envían más mensajes y tienen más probabilidades de ser estafados”.

Extraído de: Laopinion.es


Twitter

PantallasAmigas en Twitter

Vídeos para la prevención

logo PantallasAmigas Youtube
marzo 2017
L M X J V S D
« Dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Un blog de

Etiquetas sin permiso, ¡NO!

Campaña ETIQUETASsinpermisoNO

Violencia Sexual Digital

La violencia sexual DIGITAL no es VIRTUAL: existe. ¡Infórmate! ¡Protégete! ¡Actúa!

CTIOL

CuidaTuImagenOnline

Envía tus denuncias

Denuncia online

¿”Te gusta” este blog? Dínoslo en Facebook

OPML: Riesgos TIC y menores

Red Ciberalerta

Este blog forma parte de la red Ciberalerta
A %d blogueros les gusta esto: