Seguridad en Internet

Posts Tagged ‘estafas

Según datos que maneja la Guardia civil, en tan sólo los dos últimos meses, 12.482 personas han descargado pornografía infantil en España.

Juan Luis Chulilla, director de la consultora Online and Offline y miembro del Colegio de Sociólogos y Politólogos de Madrid resalta que las ventajas que aporta Internet son indudables, sin embargo, supone grandes riesgos que no siempre se tienen en cuenta. “Aunque conocemos el malware y la gente tiende a comprar antivirus, no hay conciencia sobre los riesgos y amenazas personales”.

De nada sirve instalar todo tipo de filtros si se facilitan datos personales a desconocidos en redes sociales o sitios de Internet.

Según Fernando Fernández Lázaro, inspector jefe de la Unidad Técnica de la Brigada de Investigación Tecnológica, los ‘ciberdelincuentes’ disponen de muchas ventajas para decantarse por las nuevas tecnologías: es un medio barato, volátil, que permite el anonimato y el acceso universal. De acuerdo con los datos aportado por Hispalis, un buscador diseñado por un ex hacker para rastrear las redes P2P, sólo en abril y mayo de 2009 hubo 12.482 personas en España que se descargaron pornografía infantil.

La Guardia Civil está realizando un estudio en colaboración con la Universidad de Jaén para determinar, según el perfil psicológico de los pedófilos, hasta qué punto este tipo de conductas ‘virtuales’ pueden traducirse en actividades ‘en el mundo real’. “Partimos de la hipótesis de que en la pedofilia se avanza de manera escalonada. A medida que se consume se busca la novedad e incrementar la estimulación”.

Ricardo Hernández, director técnico de Kaspersky Lab Iberia cuenta que “los delincuentes en Internet ya no buscan las infecciones masivas o la notoriedad, sino el lucro económico rápido”.

Los ejemplos son numerosos y las implicaciones varían entre quienes realizan las estafas directamente o quienes encuentran vulnerabilidades y las venden al mejor postor.

Datos preocupantes

A pesar de que, según Kaspersky, cada día se generan 17.000 nuevas amenazas, menos del 50% de los PCs en España cuentan con una protección adecuada, y sólo dos de cada 100 ordenadores disponen de un sistema de control de acceso para los menores de edad.

Fuente: que.es

La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional trabaja en un filtro que detecte y corte el intento de acceso a webs con contenidos pedófilos.

Este filtro se ha dado en llamar CIRCAMP (Copol Internet Related Child Abusive Material Project). Entre los objetivos de esta nueva herramienta es poner en marcha, con la colaboración de los proveedores de servicios de Internet, un Filtro Anti-Distribución de Contenidos de Abuso Sexual de Menores que permitirá redireccionar a una página de ‘stop’ cuando se quiera tener acceso a una web que contenga pornografía infantil.

Asimismo, la BIT encabeza el proyecto CETS (Child Explotation Tracking System) que ha sido elaborado por la empresa Microsoft Corporation y cuyo fin es desarrollar una aplicación informática basada en la gestión compartida de la información para facilitar la lucha policial contra la pornografía infantil.

Durante el pasado año, 649 personas fueron detenidas por la Brigada de Investigación Tecnológica, casi el doble que los arrestados en 2007 -394-. El 61 por ciento de estas detenciones han sido realizadas por el Grupo de Protección al Menor y están vinculadas a delitos de pornografía infantil en la Red y abusos de menores. Sólo en los últimos cinco años más de 1.400 personas han sido detenidas por delitos de esta naturaleza.

Fuente: europapress.com

La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional trabaja en un filtro que detecte y corte el intento de acceso a webs con contenidos pedófilos.

Este filtro se ha dado en llamar CIRCAMP (Copol Internet Related Child Abusive Material Project). Entre los objetivos de esta nueva herramienta es poner en marcha, con la colaboración de los proveedores de servicios de Internet, un Filtro Anti-Distribución de Contenidos de Abuso Sexual de Menores que permitirá redireccionar a una página de ‘stop’ cuando se quiera tener acceso a una web que contenga pornografía infantil.

Asimismo, la BIT encabeza el proyecto CETS (Child Explotation Tracking System) que ha sido elaborado por la empresa Microsoft Corporation y cuyo fin es desarrollar una aplicación informática basada en la gestión compartida de la información para facilitar la lucha policial contra la pornografía infantil.

Durante el pasado año, 649 personas fueron detenidas por la Brigada de Investigación Tecnológica, casi el doble que los arrestados en 2007 -394-. El 61 por ciento de estas detenciones han sido realizadas por el Grupo de Protección al Menor y están vinculadas a delitos de pornografía infantil en la Red y abusos de menores. Sólo en los últimos cinco años más de 1.400 personas han sido detenidas por delitos de esta naturaleza.

Fuente: europapress.com

La ciberdelincuencia en la red cambia, no sólo en sus métodos sino también en en el perfil de los delincuentes. Es cada vez más frecuente, según revelan diferentes estudios, ver a menores de 11 años realizando ciberdelitos con el fin de obtener dinero rápido y fama entre su grupo de amistades.

Según la firma de seguridad informática FaceTime, diversos grupos de investigadores han detectado foros en los que adolescentes se dedican a intercambiar números de tarjetas de crédito o paquetes en los que se dan consejos y técnicas para violar la seguridad de sitios web o hacer ‘phishing‘ (capturar datos financieros fraudulentamente).

El director del departamento de investigación de delitos informáticos de FaceTime Security, Chris Boyd, asegura que “cada vez es más frecuente ver a niños de 11 o 12 años repartiendo datos de tarjetas de crédito o pidiendo claves con la que puedan acceder a información privada de las personas”.

Los nombres y claves que la gente utiliza para acceder a las redes sociales son otros de los datos más cotizados por los adolescentes metidos en la delincuencia informática.

Algunos usan esa información para hacerles bromas a los amigos, pero también hay casos en los que la búsqueda de información conlleva un interés económico, bien por la captura de información financiera directamente o ‘secuestrando’ sitios o perfiles en redes sociales con la condición de liberarlos a cambio de dinero.

Para Chris Boyd, otra de las principales razones que motivan a los jóvenes ciberdelincuentes es el deseo de ganar reconocimiento de sus acciones entre los grupos de amigos o conocidos. Para este fin acceden a todo tipo de herramientas y hay algunos que hasta utilizan el sitio de video por Internet YouTube para publicitar sus fechorías.

“Ellos están obsesionados con hacer videos de todo lo que hacen”, asegura Boyd. Incluso habla de casos en los que ‘ingenuamente’ los usuarios firman los videos con el mismo alias que emplean al piratear un sitio, “lo que facilita la labor de rastreo por parte de los expertos en seguridad informática”.

Mathew Bevan, ‘hacker’ rehabilitado, no se extraña de que los jóvenes estén cayendo en la delincuencia on line. “El objetivo de lo que están haciendo es conseguir la fama dentro de su grupo de amigos”, dijo. “Ellos pueden pasar meses o años realizando acciones que les ayuden a incrementar su estatus dentro del grupo”, agregó.

Para las autoridades, además de la vigilancia que deben hacer los padres cuando sus hijos estén en Internet, también es un deber hacerles ver que sus acciones conllevan serias consecuencias y que muchos pueden quedar ‘fichados’ de por vida poniendo en riesgo su futuro profesional en cualquier actividad.

Fuente: eltiempo.com

La evolución de Internet, con nuevas aplicaciones y servicios y un ancho de banda adecuado para los contenidos audiovisuales, ha cambiado el papel de los “navegantes”. Ahora somos protagonistas activos y, como tales, responsables de nuestras acciones y ediciones. Artículo de Jorge Flores, coordinador del proyecto PantallasAmigas.

Los ciberdelitos: una nueva realidad

La actualidad cotidiana nos trae sucesos ilícitos que relacionan adolescentes y su actividad online. En muchos casos tienen que ver con el ciberbullying o ciberacoso (amenazas, injurias…) pero hay una abundante y variada casuística: delitos contra la intimidad, estafas, daños por intrusión en sistemas ajenos, distribución de pornografía infantil. Y si es bien cierto que siempre han podido darse conductas ilícitas entre los adolescentes, la forma, disponibilidad, variedad y alcance de las que ahora estamos presenciando poco o nada tienen que ver con realidades anteriores.

Desde su propia habitación pueden cometer un delito grave, incluso sin pretenderlo o sin ser conscientes de ello, en apenas 20 segundos. Por ejemplo, las amenazas que se vertieron en el fotolog del menor supuestamente implicado en el asesinato de la adolescente de Ripollet. Tuve ocasión de acceder a él horas antes de su clausura, como hicieron miles de adolescentes que, soliviantados, cometieron el delito de amenazar, de muerte en muchos casos. Al delito de amenaza le acompañan en este caso dos agravantes: hacerlo por escrito y por un medio que dificulta su identificación. Sacando este mismo comentario en una clase de cuarto de secundaria, pude observar dos cosas:

No les es fácil asimilar que la Ley se aplica en todo lugar y caso, también a los menores, también en la Red. Les cuesta asimilar que las leyes son iguales para los menores y para los mayores (aunque las sanciones se apliquen de diferente manera) y que en Internet (digamos la “vida real virtual”) opera de la misma manera que en la calle (llamemosle “vida real física”).

(…) conciben que el supuesto culpable podía ser objeto de todo tipo de linchamiento, aún sin estar probada su autoría. No se trata ya de una condena paralela, sino que le despojaron, al menos en su espíritu, de todos los derechos como ser humano.

Ignorantes de la Ley… y adolescentes

Muchos adolescentes no saben que chantajear por email, leer sin permiso los mensajes ajenos, ridiculizar con mentiras a través de una página web, usar la identidad de otra persona en el messenger… se corresponden en lo legal, mejor dicho, en lo ilegal, con nombres de delitos como amenaza con condición, interceptación de comunicaciones, difamación y usurpación de estado civil. Que de los delitos cometidos se deriva una responsabilidad penal (en función de tramos de edad) y una responsabilidad civil en forma, por lo general, de sanción económica por los daños y perjuicios ocasionados.

Adultos con limitaciones importantes

Desconocemos respecto a los adolescentes y sus implicaciones legales en Internet, dos realidades importantes:

* La gran diversidad de delitos que en Internet se pueden llegar a cometer de la manera más simple y su gravedad. Otro ejemplo: robo la contraseña de Messenger de alguien, me hago pasar por él, me entero de cosas privadas y las hago públicas. Tres en uno: interceptación de comunicaciones, usurpación de estado civil y revelación de secretos.
* Las muy diferentes formas en que la misma acción ilegal puede cobrar forma. Tanto es así que, incluso en el improbable caso de conocer las palabras y términos implicados, nos resultaría difícil visualizarlo y mucho más verbalizarlo. Si a esto le unimos el complejo “mundo legal” (ruego en este punto se me disculpen las incorrecciones al respecto, prueba evidente del encabezamiento del párrafo)… ¿estamos preparados para orientar a los menores en esta faceta de su “vida real virtual”?.

Contexto susceptible a los conflictos

Por si fuera poco, esta situación, además, tiende a agravarse por cuanto la Red sigue proporcionando un sustrato adecuado para quienes, de forma consciente o no, realizan conductas impropias:

* sensación de anonimato (“no pueden saber que soy yo”).
* sensación de impunidad (“mucha otra gente lo hace y no parece que les ocurra nada”).
* contenidos de carácter audiovisual cada vez más fáciles y cómodos de crear, transmitir y publicar (ya se pueden subir desde el móvil sin pasar siquiera por el ordenador).
* redes sociales crecientes en número, variedad y adeptos, con abundancia de datos y material gráfico, inviables para cualquier intento de supervisión estricta de las actividades de sus usuarios online.
* herramientas o utilidades de “hacking” cada vez más sofisticadas y al alcance de un mayor número de internautas.
* nuevas formas de delito que se expanden con suma celeridad y mutan incluso antes de que se hayan podido tomar medidas contra las mismas.
* renovadas posibilidades de la Web 2.0, que hacen del internauta un protagonista cada vez más activo e influyente en la creación de contenidos de todo tipo.

La información como necesidad imperiosa

¿Qué se puede hacer? Sí, lo de siempre, educar… empezando en casa con “lo de los límites” y todo eso. Promover valores… bien también… ¿y si empezamos por algo de verdad mucho más sencillo? ¿Por qué no aprendemos los adultos un poquito de eso que les y nos afecta y, de paso, se lo contamos a ellos?.

Concluyo con dos cuestiones:

* Me consta que los adolescentes no saben “de estas cosas”, porque entre otras razones nadie les ha enseñado ni les ha facilitado su acercamiento al asunto, arduo de por sí.
* Creo que si supieran qué es ilegal y qué consecuencias tiene, muchos dejarían de hacer cosas que están haciendo ahora siendo o no conscientes de su ilegalidad.

La apuesta es clara. Aunque a todos nos gustaría una ciudad con los coches bien aparcados por aquello del respeto a los demás (la “ética y la cívica”, que fue una asignatura de algunos en el cole en una determinada época) quizás tengamos que optar de momento por una ciudad con los coches mejor aparcados por unos conductores temerosos de las multas y las sanciones, e informados en consecuencia de en qué lugares está permitido aparcar. No podemos quejarnos de los vehículos mal estacionados si no colocamos de manera visible las señales y damos a conocer las consecuencias de su incumplimiento, esto es, si no facilitamos a los conductores la información que van a tomar en cuenta a la hora de decidir cómo aparcar: dónde se puede y qué pasa si no se hace bien.

Fuente: inteco.es

¿Es seguro realizar compras en internet? A tenor de los resultados de la operación “Monaguillo”, en la que la Guardia Civil ha detenido en Murcia a tres menores por estafas a través de internet y usurpación de identidad. La compra de artículos de cualquier tipo es una actividad que se extiende en internet, y practicada tanto por adultos como menores.  Y surge el debate, a raiz de los delitos y la relativa facilidad con la que se prodigan, de si debieran implementarse en la red medidas de seguridad para evitar estos fraudes.

los detenidos por la Guardia Civil abrían una cuenta corriente en una entidad bancaria, identificando como titular a una persona que no estaba relacionada con ellos, no teniendo ningún vínculo con la entidad.

A través de un conocido portal de Internet, utilizado por personas particulares para la compra-venta de todo tipo de artículos,  contactaban con las víctimas ofreciéndoles productos inexistentes (ordenadores portátiles), a un precio muy inferior al de mercado, y comprometiéndose que tras el ingreso en la cuenta corriente de la cantidad acordada, le remitirían mediante paquete postal el producto; sin embargo el paquete postal nunca era remitido. Una vez efectuada la transferencia bancaria los supuestos autores retiraban el dinero a través del cajero automático.

Fuente: Ecodiario


Twitter

PantallasAmigas en Twitter

Vídeos para la prevención

logo PantallasAmigas Youtube
mayo 2017
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Un blog de

Etiquetas sin permiso, ¡NO!

Campaña ETIQUETASsinpermisoNO

Violencia Sexual Digital

La violencia sexual DIGITAL no es VIRTUAL: existe. ¡Infórmate! ¡Protégete! ¡Actúa!

CTIOL

CuidaTuImagenOnline

Envía tus denuncias

Denuncia online

¿”Te gusta” este blog? Dínoslo en Facebook

OPML: Riesgos TIC y menores

Red Ciberalerta

Este blog forma parte de la red Ciberalerta
A %d blogueros les gusta esto: